Un libro en la chistera

Blog de la Mediateca del Colegio Internacional Sek-Ciudalcampo

Un viaje al futuro sin salir de la biblioteca.

Written By: Eva Herrera - Ene• 29•19

Desde luego nadie duda que hoy en día, a pesar de los malos momentos para el sector editorial, hay una variedad casi infinita de libros, para todos los gustos, edades y estados mentales o emocionales.

Prueba de ello es el libro en el que basamos esta actividad, para mí todo un descubrimiento, “El libro del futuro” de María Ramos, edit. Fulgencio Pimentel. Tu yo del futuro te envía este libro para que le ayudes a recordar siempre quién eres hoy. Y también quién querrás ser mañana. ¡Una pasada!

Desde que el mundo es mundo, el ser humano ha fantaseado con viajar en el tiempo. Con el propósito de hablar a sus semejantes de otras épocas, ha construido cápsulas del tiempo que fueran capaces de atravesar ese muro infranqueable. Experimentar el paso del tiempo es también una parte esencial de nuestra identidad, y una cápsula del tiempo puede ser una herramienta de reflexión profunda.

Además (y esto es para mí lo más loco) este libro-cápsula se presenta con el compromiso firme y ante notario de los editores de devolver a cada niño la carta que se dirigió a sí mismo al cabo de quince años de su envío. (¡muy fuerte!)

Este libro nace de esta certeza: un niño también es capaz de ejercer esa reflexión, de dirigir un mensaje al futuro y de hablarle sin intermediarios a su yo adulto. Contiene un montón de actividades: te anima a dibujar, recortar, pegar, escribir y reflexionar. Imagina viajes alrededor del mundo, recuerda para siempre a tu familia y a los amigos del verano pasado; registra aquellos secretos que hoy no le revelarías a nadie; imagina el futuro de nuestro planeta y tu propio porvenir en una línea del tiempo. Y mucho, mucho más.

Aprovechando la Unidad de Indagación PEP, “Cómo nos expresamos”, desde la biblioteca, hemos propuesto a nuestros alumnos de 3º y 4º de Primaria este fantástico viaje en el tiempo, a través de sus sesiones de biblioteca (y algún trabajillo en casa), vamos repartiendo las actividades.

Después entregaremos un sobre para ‘cerrar nuestra cápsula’ (con todos nuestros secretos), que finalmente abriremos el año que viene (no podíamos esperar quince años…) para ver cómo éramos el año pasado y si hemos cambiado mucho (o no), lo que hará que nuestros alumnos sean más conscientes del paso del tiempo y de cómo en poco tiempo, pueden cambiar tantas cosas…

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *